jueves, 20 de agosto de 2015

Las copas quedan a un lado
el cigarrillo se consume
música de fondo, que te trae
que te lleva, hacia mí

Si deslizo mis nudillos
comenzaría en tu cuello
y quizás no terminaría
pronto

No voy a pedir permisos
ya me los concede
tu respiración agitada
tus manos, en mi espalda

Y entonces es así
como te conozco
como me conocés

Tal vez mañana
te preguntes cuál
era mi nombre