jueves, 27 de octubre de 2011

Un cigarrillo más

Mi mirada se posa en tu mirada, solo unos segundos. Apago un cigarrillo.
Mi mirada se posa en tu mirada, a través de la barra que nos separa. Prendo un cigarrillo.
El hielo del whisky se va derritiendo, hasta que solo queda agua en mi vaso. Charlo, con amigos que hace rato no veía.
Te vuelvo a ver, ahora estás más cerca mío. Bailás con un grupo de gente, y cada tanto mirás hacia donde yo me encuentro sentada. Tus movimientos son lentos y relajados, tus miradas profundas y rápidas.
Me distraigo bailando y tomando un whisky más, "éste es el último". Una pareja de amigos se ponen en un costado, otro baila más al centro de la pista, yo mientras prendo otro pucho y te veo nuevamente, sentada al lado de una conocida, que me hace señas de que la salude.
"¡Hace mucho no te veía! ¿Cómo estás?", me dice mientras me da un abrazo.
"La verdad eh no estoy saliendo mucho, todo bien, con unos amigos, vos?", contesto mientras giro y la miro a ella.
Sonrio, "Hola"
Sonrie, "Hola"
Y otro cigarrillo se consumió en mi mano.

viernes, 21 de octubre de 2011

Ojos cerrados
te beso, despacio
mi mano mientras
se posa en tu cintura
No pienso, por un momento
Nada más existe
Ahora
Mañana, nadie sabe
que entonces mañana,
ya no importe

miércoles, 19 de octubre de 2011

El andén

Tras una serie de aclaraciones, pero aún con sentimientos latentes, continúan su encuentro con conversaciones de irrelevancias, algunas risas, y la mente que por momentos olvida.
Una de las dos estaba decidida, sabía lo que quería y que no lo encontraría ahí; la otra en cambio, titubea, sabe también pero duda, todavía con los pies a centímetros del pavimento.
El subte la lleva, las lleva de regreso. Ambas sentadas juntas, pegadas, pero internamente hay kilómetros entre ellas.
El andén es el lugar donde se bifurcan sus caminos. La intención del último beso surge, pero no hay lugar para eso ya, tarde ya. Las manos se sueltan, no buscan lo mismo.
En ese anden, sus trayectos pasan a ser opuestos, quizás no solo fue en el anden.

viernes, 14 de octubre de 2011

Doble amarilla

Hay veces que explotás, usualmente cuando a mi me pasa (que es difícil llegar a ese punto), me pasa en serio.
Doble amarilla, es roja.
Dejar pasar un colectivo, es dejar pasar un colectivo.
Quizás te podés tomar otro, tal vez no.
Explotaste.
Cada tanto está bueno.
Un final, un respiro, y armemos nuevamente un castillo de naipes.
A veces, el viento, sopla fuerte.

sábado, 8 de octubre de 2011

Te estoy mirando
pero aún no logro
sacarte la ficha

Algunos botones se interponen
entre tu piel y la mía
pero entre mi mente, y la tuya
hay más que botones

Me estoy resignando
y así caigo
Un beso se hace inevitable
me quedo un rato más
pero los botones
me molestan

miércoles, 5 de octubre de 2011

Te dejé libre el rey

Razones para decir que no
tantos "no debería"
sin embargo, sigo
Caminando arenas movedizas
que amenazan,
hundirme
sepultarme

Tengo todas las cartas
con vos, te aseguro
la jugada está perdida
pero quiero seguir jugando

El rey está libre
para que mates,
Jaque
cantá cuando quieras